El pueblo catalán aprobó en referéndum, el 18 de junio del 2006, un nuevo Estatuto de Autonomía de Cataluña, que actualizaba el anterior estatuto redactado el año 1979. El Estatuto de Autonomia de Cataluña es el texto normativo institucional básico de Cataluña, y responde a lo que establece la misma Constitución Española, por lo que tiene carácter y rango de ley orgánica. El texto aprobado el 18 de junio ya establecía algunas variaciones restrictivas en relación al texto inicial que habían redactado los parlamentarios catalanes, tras su paso preceptivo y reglamentario por el Parlamento de Cataluña, el Parlamento Español y el Senado Español.

El nuevo Estatuto de Autonomía de Cataluña aprobado el año 2006 estipulaba, en el artículo 6.1, que “La lengua propia de Cataluña es el catalán. Como tal es la lengua de uso normal y preferente de las Administraciones públicas y de los medios de comunicación públicos de Cataluña, y es también la lengua normalmente utilizada como vehicular y de aprendizaje en la enseñanza”.

El 28 de junio del 2010, el Tribunal Constitucional español dictó una sentencia contraria, entre otros, a dicho artículo del Estatuto, como respuesta a un recurso presentado por el conservador Partido Popular español, de centro derecha, en la cual se afirmaba que el catalán no era la lengua preferente de la administración ni tampoco la lengua vehicular del sistema educativo.

Linguapax redactó entonces una declaración como respuesta a dicha decisión del Tribunal Constitucional que limitaba el ámbito del uso del catalán, y que Linguapax hizo público el 29 de junio del 2010, uniendo su voz a las numerosas respuestas de la sociedad civil catalana a la mencionada decisión del Tribunal Constitucional.

En dicho contexto, el día 10 de julio del 2010 tuvo lugar una  manifestación multitudinaria en Barcelona, bajo el lema “Som una nació. Nosaltres decidim” («Somos una nación. Nosotros decidimos”), que convocó cerca de un millón y medio de personas. Dicha manifestación fue convocada con el apoyo de la mayoría de partidos políticos con representación en el Parlamento de Cataluña, los sindicatos y unas mil seiscientas entidades de la sociedad civil catalana, entre las cuales también se encontraba Linguapax.

El rechazo del gobierno del estado español, a través del Tribunal Constitucional, al texto del nuevo Estatuto de Autonomía de Cataluña es uno de los elementos que se encuentran en la base del aumento del sentimiento nacionalista de la sociedad catalana, y que anualmente, en los años posteriores, tienen su expresión, entre otras, en las masivas manifestaciones de reivindicación nacional en coincidencia con la conmemoración del Día 11 de Septiembre (Diada Nacional de Cataluña).

Este es el texto de la declaración hecha pública por Linguapax el mes de junio del 2010

Los directivos y miembros del Consejo Asesor de Linguapax, organización no gubernamental internacional que promueve la protección de la diversidad lingüística, conocedores de la sentencia del Tribunal Constitucional de España, que ha declarado inconstitucional el artículo 6.1 del Estatuto de Cataluña que reconocía el catalán como lengua propia de Cataluña y aseguraba su carácter preferente en la administración pública y la enseñanza, manifestamos que:

1. Es un error debilitar el estatus legal de la lengua catalana. Sin la consideración de lengua propia su uso continuará retrocediendo a favor de la lengua castellana, beneficiada ya por cientos de disposiciones jurídicas.

2. El Estado español, que podía considerarse un ejemplo de protección de la diversidad lingüística, pasa a formar parte del grupo de estados que mantienen una jerarquía entre las lenguas y aceptan los procesos de sustitución lingüística a favor de las lenguas más protegidas.

3. La sociedad catalana, que vivía de manera no conflictiva su proceso de recuperación de la lengua perseguida durante los años de dictadura, es víctima de una agresión provocada artificialmente y que dificultará una convivencia lingüística que hasta ahora era una referencia ejemplar a nivel internacional.

En consecuencia, manifestamos nuestro deseo de que este error se pueda solucionar con un mayor respeto por la voluntad democrática del pueblo de Cataluña.

Barcelona, ​​29 de junio de 2010

El texto de la declaración (en catalán y en inglés) con las firmas es disponible al formado pdf.

Declaració de Linguapax sobre la sentència del Tribunal Constitucional Espanyol que afebleix el reconeixement legal del català (pdf, 10 pàgines)

Share